#ElFilmSemanal: Parasite

La distribución de cartelera ha querido que convivan, en la misma época, dos películas que llegan con revuelo previo y status de película de culto. Una es la excelente Joker, de la que ya hablamos hace algunos días, y la otra es esta que nos ocupa, Parasite, flamante ganadora de la Palma de Oro de Cannes 2019 y dirigida por uno de mis directores coreanos predilectos, Bong Joon-ho, quien revolucionó Netflix con Okja en 2017. Y qué complicado es hablar de una película de la que es mejor saber cuanto menos posible para poder ser disfrutada y descubierta a la vez, a partir de su enigmático poster: una casa, un jardín, gente posando, con los ojos tapados en postproducción de imagen. Por fortuna, ver el trailer es captar la atmósfera del film pero no su contenido, con lo que para el cometido que se quiere, es inocuo, cuando no atrayente:

El director y guionista de Memories of Murder (2003) aparca aquí los entes gigantescos the The Host (2003), los trenes futuristas de Snowpiercer (2013) y la ingeniería genética de Okja (2017) para conducirnos por algo más terrenal y tangible como es la Corea de hoy en día, pero sin abandonar ese trasfondo político que hay en todos y cada uno de sus films. En Parásito/Parasite en inglés, asistiremos a una relación parasitaria pero directamente llevada a lo social, representada por la diferencia social entre ricos y pobres; y no hay nada más político que eso, como deriva directa de un capitalismo, el coreano, donde la brecha económica es más grande de lo que sería respectable.  Y así como en The Florida Project (2018) se jugaba con la perspectiva infantil para criticar el “Sueño Americano”, en Parasite se recurre a la sátira ácida y al humor negro para trazarnos la tóxica relación que se irá tejiendo entre una familia millonaria y la del nuevo profesor de inglés de la hija, de orígenes mucho más humildes, por no decir pobres. Relación que ejemplificará la guerra de clases que tenemos en el primer mundo y que está acentuándose, donde al lado de una riqueza abundante hay siempre una pobreza desmedida. Dicho de otro modo, los ricos son mucho más ricos y los pobres mucho más pobres. hecho que queda patente en los escenarios, que merecen una mención especial no sólo por su contraste sino también por su capacidad narrativa por sí mismos: unos viven en una lujosísima mansión en un barrio de zona alta (figurada y literalmente), otros en un semisótano.

Parasite, además, juega a otra gran baza y es la de los giros de guión, que no son pocos ni gratuitos, conllevando incluso cambios de género cinematográfico. El guión del propio Joon-ho se siente cómodo yendo de la comedia del absurdo al thriller, pasando por el descenso a los infiernos de la frustración de la forma más violenta y hasta por el melodrama tan habitual en Corea del Sur. Y todo en poco más de 2 horas. Sin embargo esto termina pasándole factura y rompiendo un poco el tono de un film excelso pero que quizá pretende tocar demasiados palos, y aún peor, que no sabe cómo concluirse, siendo sus 15 minutos finales los menos interesantes de la película.

bong-joon-ho-parasite-top-image-6069c

En el siguiente párrafo se comentan ciertos aspectos metafóricos del film mediante referencias a escenas concretas y al mensaje central de la película, con lo que podría ser considerado spoiler.  Se recomienda no leer este párrafo si antes no se ha visto la película. Bong Joon-ho se sirve de la familia pobre, encabezada por el excelente y habitual del director Song Kang-ho (trabajaron juntos en Memories of Murder (2003), The Host (2006) y Snowpiercer (2013)), y de cómo ésta debe subir y bajar escalones a lo largo del film para mostrarnos quién está arriba y quién abajo, sobretodo en una escena antológica con lluvias torrenciales e inundaciones donde los protagonistas deberán lidiar con aguas residuales: metáfora nada sutil de cómo tienen que nadar entre su propia mierda y la de sus amos. Asimismo, aunque la familia pobre parasitará a la rica por pura supervivencia, es curioso cómo la propia película se encarga de dejar claro que los auténticos parásitos son los ricos: están vacíos, nada les mueve, pero ahí están, pagando a gente para que les hagan todas las tareas, incluso pensar. E igualmente, esto dista de dejar a los pobres como “los buenos”. Y ahí está una de las grandes críticas de Parasite, ese factor que lo eleva a la excelencia: la violencia y el miedo como, en su faceta más psicológica, como arma tanto de unos como de otros, para parasitarse sin el más mínimo respeto. Y todo cuidado hasta el más mínimo detalle, desde la fotografía hasta la dirección de arte, como hemos dicho, e incluso por la banda sonora, donde sin duda destacaría el inteligentísimo uso de música clásica, pasada por filtros como ya hacían Trent Reznor y Atticus Ross en The Social Network (2010), aunque aquí a modo de paradoja crítica: como música elitista y de la burguesía que es, usarla durante las estrategias parasitarias de la familia pobre genera un contraste apoteósico. Fin de la zona de potenciales spoilers.

Como hemos dicho al principio, la casualidad ha querido que otra película que trata este mismo tema, aunque desde otro prisma más psicótico que trágico, se haya estrenado en el mismo período: Joker. Ambas películas comparten el humor negro y el tono tragicómico hacia la violencia de clases, aunque sin duda Parasite tiene más alma crítica y política. Bong Joon-ho es un cineasta brillante, y en Parasite vuelve a demostrarlo; prueba de ello es la Palma de Oro ganada en el reciente Festival de Cannes. Sin embargo, y aunque tiene una primera hora realmente colosal y un segundo tercio que te mantiene pegado al asiento, querer mezclar tantos géneros en un solo film le resta excelencia.

PARASITE
(Corea del Sur, 2019; dtor: Bong Joon-ho)
Tono
Guión
Montaje
Actores
Sonido
Música
Foto
Visuales
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✩✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✭✩
✭✭✭✭✭✭✭✩✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
GLOBAL
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .