#ElFilmSemanal: Cold War

EnGlobal: ✭✭✭✭✭✭✭✭✭✩

Más vale tarde que nunca, reza el dicho. Y con esta perla cinematográfica de Pawel Pawlikowskiestrenada aquí en octubre de 2018, es totalmente cierto. Lo que vendría a ser la agridulce historia de amor entre un pianista y director de música (un épicamente contenido Tomasz Kot) y la joven cantante que él mismo descubre (una espléndida y apasionada Joanna Kulig) se torna una auténtica montaña rusa emocional con gran carga sociopolítica al situarla en los años de la llamada Guerra Fría, desde finales de 1940 hasta inicios de 1960, y trazar no sólo paralelismos con los egos de los protagonistas sino con su oficio, la música (el arte, en definitiva), para el que parece no haber lugar posible a excepción de la propaganda y el movimiento político.

Durante los 88 minutos rodados en un bellísimo blanco y negro que abandona el formato panorámico en pos de un formato casi cuadrado, Pawlikowski usa parcialmente la vida real de sus padres para plasmar un amor improbable en una era imposible, donde el Muro de Berlín ejerce de juez entre carreras prometedoras y amor en secreto, siempre supeditadas “al partido”, con el caos, el miedo y la incertidumbre que suponen la libertad amorosa y sociopolítica del otro lado. Sin banda sonora propiamente dicha, con toda la maravillosa música totalmente diegética (perteneciente y ejecutada “en” la película, no “encima” de ella), el contraste de las raíces de la música folk usadas propagandísticamente con la libertad que ofrece el jazz es usado por el también director de Ida de forma sutil pero mordaz, especialmente para los momentos en que los caminos de los protagonistas se separan o se juntan de nuevo; ejemplar es la escena en que los dos tocan y cantan Loin de Toi, una pieza folk polaca arreglada en jazz, y que marca el ecuador del film de forma sublime. Y atención a Joanna Kulig, pues es ella misma quien canta; no así Tomasz Kot, pues realmente al piano está el arreglador musical Martin Masecki.

Su duración es perfecta, su cadencia y ritmo son bellísimos, y su uso de la música es inteligente a la vez que precioso, así como la espléndida fotografía de Lukasz Zal (encargado del anterior film de Pawlikowski, Ida, así como de esa interesantísima propuesta visual que fue Loving Vincent) y que convierte cada escena de esta Cold War en un cuadro narrativo. La historia se ha visto mil veces, pero no como está aquí contada, con la Guerra Fría como telón (sic) de fondo y a su vez como metáfora de la propia relación de los protagonistas. Pawel Pawlikowski ha logrado una auténtica obra de arte en forma de película, en el que su pasado como realizador de documentales le ha servido para crear un retrato solemne y brutal de una época y una situación que engancha como pocas veces se ha visto en un cine.

COLD WAR
(Polonia / Francia / UK, 2018; dtor: Pawel Pawlikowski)
Tono
Guión
Montaje
Actores
Sonido
Música
Foto
Visuales
✭✭✭✭✭✭✭✭✭✭
✭✭✭✭✭✭✭✭✭✩
✭✭✭✭✭✭✭✩✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✭✩
✭✭✭✭✭✭✩✩✩✩
GLOBAL
✭✭✭✭✭✭✭✭✭✩

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s