#ElCDSemanal: Jesus Christ the Exorcist (Neal Morse)

#EnGlobal: ✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩

Si uno lee el nombre de este álbum, podría llegar a pensar en cualquier cosa menos en una opera rock totalmente solemne y seria; sobretodo porque es inevitable que nos venga a la mente Andrew Lloyd Webber y su Jesucristo Superstar si juntamos las palabras “Jesucristo y “exorcista” en una misma frase, y más en el título de un álbum musical. Incluso sonaría a blasfemia a más de uno. Pero cuando se observa que es una de las obras magnas de Neal Morse, ferviente seguidor de la fe cristiana y autor de álbumes de rock progresivo cristiano de excelentísima calidad como One (2004), Question Mark (2005) y Sola Scriptura (2007), la cosa cambia. Recordemos que en  Testimony Part 2 (2011) Morse explica musicalmente cómo Dios salvó a su hija de morir y cómo a raíz de eso se convirtió en devoto.

Ya este año la Neal Morse Band lanzó The Great Adventure, un brutal doble cd que ya reseñamos, continuación de ese también brutal The Similitude of a Dream, y hasta vinieron a Barcelona a presentarlo con un brutal concierto. Pero el compositor californiano no para, y aparte de anunciar el tercer álbum de Flying Colors para setiembre, hace apenas un mes lanza ahora su nuevo proyecto, cuyo subtítulo reza (sic) A Progressive Rock Musical by Neal Morse. Una obra enorme: el mismo Morse contó que le llevó cerca de 10 años enfrentarse a esta obra acerca de los Apóstoles, Jesús y su crucifixión, haciendo hincapié en su capacidad para expulsar demonios de las personas. El resultado final es este Jesus Christ The Exorcist que alcanza los 110 minutos de música en dos CDs poco equilibrados, con más peso en el primero (más de una hora) para dejar el segundo acto en 46 minutos, y que trae dos novedades que destacan a simple vista. La primera es la ausencia de Mike Portnoy a la batería, siendo sustituído por… Eric Gillette; sí, el mismo Eric Gillette guitarrista y vocalista de la Neal Morse Band, que se destapa con bastante solvencia a la percusión pero que, obviamente, no puede compararse (ni él ni casi nadie) al saboir faire de Mr. Portnoy, algo que se nota en lo que podrían haber sido Jesus’ Temptation o Gethsemane, y no son. Y la otra es que, como toda opera rock, hay un elenco de personajes a los que, a diferencia de lo que hizo James LaBrie de Dream Theater en The Astonishing (2016), Morse ha delegado, por primera vez, las voces en todo un ejército de cantantes entre los que destacan los otros dos vocalistas que ha tenido Spock’s Beard: el actual Ted Leonard como Jesucristo, y Nick D’Virgilio como Judas Iscariote, con Neal Morse reservándose el papel de Pilatos. Junto a ellos, Juan Bautista recae en el vocalista de Theocracy Matt Smith, Rick Florian del grupo de rock cristiano White Heart en el papel de demonio, y la joven cantautora de Nashville Talon David como María Magdalena. Como instrumentistas, excepto Mike Portnoy el resto de los miembros de la Neal Morse Band (Bill Hubauer y Randy George, con Gillette) están presentes, con el versátil Paul Bielatowicz a la guitarra.

DxZJpqFhSOa688Vd

Musicalmente no da mucho la impresión de ser un álbum novedoso dentro del mundo de Neal Morse. Incluso, pasada la primera y notable media hora el tono deja de ser el de un musical para ser más bien canciones sueltas con cantantes invitados, al estilo Avantasia. Eso sí, es genial ver como hablando de posesiones, Neal Morse es poseído al inicio del segundo cd: Queen entra en su mente en He Must Go to the Cross, e incluso hay pruebas de Andrew Lloyd Webber poseyendo a Neal Morse en la composición de Jerusalem. Y un gran segundo cd coronado por los siguientes tracks Hearts Full of HolesThe Last Supper, Gethsemane, y el resto, conformando un enorme acto final que hace que valga la pena la escucha de la opera rock, con coros, lirismo al piano, ritmos de amalgama y riffs heavies que fluyen solos como solo Morse sabe hacer; Tampoco faltará ese tema tan marca Neal Morse como Author of Confusion o Thoughts Part V, con multitud de voces fugadas cuyo uso aquí es excelente para mostrar los múltiples demonios a exorcizar en The Madman of Gadarenes. Lástima que la parte central del primer cd se desvirtúe de ese arte del musical progresivo.

Neal Morse nunca defrauda y esta vez tampoco, aunque quizá el hype de mostrarlo como algo que no es (o no consigue ser) desmonta el empaque final de un producto que podría haber sido estelar. Y aunque Eric Gillette se destapa como un buen batería, Mike Portnoy es un bastión demasiado importante en la música de Neal Morse como para no notar su ausencia desde el primer track.

JESUS CHRIST THE EXORCIST
Progressive Rock
(Neal Morse, USA, 2019)
Composición
Producción
Interpretación
Interpelación
Duración
Ordenación
Packaging
✭✭✭✭✭✭✭✩✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✩✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✭✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
✭✭✭✭✭✭✭✭✭✩
✭✭✭✭✭✭✩✩✩✩
GLOBAL
CANCIÓN TOP CD1
CANCIÓN TOP CD2
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
The Madman of Gadarenes
Jerusalem / Hearts Full of Holes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s