#ElCDSemanal: Riverdance Symphonic Suite

#EnUnTwit:  ✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩ 

Por fin, 4 años después de su premiére mundial, la suite sinfónica de Riverdance que Bill Whelan arregló para orquesta ha sido lanzada comercialmente mediante el sello de la propia RTE National Symphony Orchestra. Junto a ella, Linen And Lace, a un concierto inédito para flauta del propio Whelan con el brillante Sir James Galway como solista, y una excelente regrabación de su concierto para violín y fiddle, Inishlacken. Casi 80 minutos sinfónico-celtas de altísimo nivel por uno de los grandes nombres de la música irlandesa de la actualidad. Para amantes de Riverdance es de escucha obligada, y para amantes de la música celta es un excelente acercamiento a la música sinfónica: el descubrimiento de Linen And Lace alza a Whelan como una suerte de Gershwin moderno, Inishlacken ofrece un maridaje perfecto entre la música celta y la clásica mientras que la suite de Riverdance es un viaje delicioso por la influencia del folk irlandés en la música, resumida en 11 movimientos para orquesta sinfónica en 38 minutos.

#EnProfundidad

30 de abril de 1994, gala del XXXIX Festival de Eurovisión en el Point Theatrede Dublín, Irlanda. Era la segunda vez consecutiva que la gala se celebraba en el país celta, y ese año volverían a ganar, siendo Irlanda el primer país en ser tricampeón consecutivo del certamen. Pero lo más estelar de esa gala sería el espectáculo que habría durante el intermedio, un ballet de 7 minutos que daba en el que la RTÉ Concert Orchestra, el ensemble coral Anúna y los campeones de danza Jean Butler Michael Flatley (arropados pos un ejército de otros 20 bailarines), deslumbrarían a medio planeta con la música y el baile irlandés. El espectáculo: Riverdance. Su compositor, Bill Whelan, que nos presentaba un recorrido por el folk irlandés en un crescendo continuo y sobretodo, unas melodías “imposibles” y una progresividad rítmica endiablada.

El éxito fue tal que un año después, en 1995, se estrenaba el espectáculo homónimo, Riverdance, con Bill Whelan de nuevo a la partitura en un viaje de música y de danza por cómo la cultura folk celta ha influenciado a medio mundo a lo largo de la Historia: desde el flamenco hasta la música y bailes balcánicos y soviéticos, sin dejarse el nuevo mundo con el claqué y la música country. Una riqueza musical sin parangón en ningún otro espectáculo, con músicos de primer nivel, y que ha triunfado (y sigue triunfando 23 años después) alrededor del globo… aunque no hayan pasado por Barcelona desde 2001.

El problema de la música de Riverdance es que es difícilmente interpretable por orquestas al uso, dado el grandísimo número de instrumentos tradicionales usados en la composición aparte de los instrumentos clásicos, como uillean pipes, fiddles, bodhráns, guitarras españolas, castañuelas, bouzoukis, kavals. Por esa razón, en 2014 Whelan trazó las directrices de un concierto sinfónico usando únicamente instrumentos clásicos que repasaría 11 de las piezas más icónicas del espectáculo en una suite de 38 minutos, donde los diferentes temas son enlazados harmónicamente para que tengan una continuidad melódica aun manteniendo su complejidad rítmica. Pero no ha sido hasta 2018 que la RTÉ Symphony Orchestra ha grabado este fantástico trabajo en el CD que nos ocupa.

La inclusión de Reed Around the Sun, Firedance, Slip into the Spring, Lift the Wings y por supuesto Riverdance eran casi obligadas, pero es una sorpresa encontrarse también Cu Chulainn’s Lament, Andalucía, Countess Cathleen / Woman of Sidhe o Martha’s Dance / Russian Dervish. Lamentablemente The Heart’s Cry no está presente, y Slip into the Spring es usada como brevísimo puente y no como pieza melódica canónica con lo que deja con ganas de más. Por lo demás, los arreglos orquestales son fantásticos: los metales añaden muchísimo color a Riverdance cuando originalmente solo las cuerdas hacían acto de presencia, y el uso de harpa, vibráfono y piano en sustitución de los pasajes de guitarra o el saxo alto como “gaita sinfónica” son un punto distintivo muy destacable en el conjunto global.

Lamentablemente, mientras Slip into the Spring, Countess Cathleen / Woman of Sidhe, Lift the Wings o Andalucía son sinfónicamente perfectas, hay ciertos pasajes donde Whelan abusa de violines olvidando demasiado a los cellos, como en Riverdance, o donde las maderas no tienen suficiente potencia como al final de Firedance. Aunque podría deberse a el trabajo conjunto que Whelan hizo junto a Johan de Meij el año anterior, en 2013, para componer Highlights of Riverdance, un medley para brass band que incluía Firedance, Lift the Wings y Riverdance en arreglos musicales demasiado parecidos con la suite que nos ocupa. Ahí la ausencia de violines es compensada por el ensemble de clarinetes, y tanto Firedance como Riverdance suenan mejor ahí donde fallan en la suite sinfónica. Aquí tenéis el medley de 12 minutos de de Meij por si queréis comparar.

Respecto las dos composiciones que habitan previamente el CD, es una lástima que habiendo otras composiciones no comercializadas de Whelan se hayan decidido por una ya incluida en el álbum The Connemara Suite, en 2008. Sin embargo, es una oportunidad que me brindan para poder hablar de la belleza de este concierto para violín y fiddle que es Inishlacken, donde el maridaje musical entre el lirismo y el folk aquí es perfecto entre los dos instrumentos, sobretodo en el primer movimiento (The Currach), donde dos variaciones sobre la misma melodía conviven y encajan como un guante. Zöe Conway vuelve a coger el arco de su fiddle para interpretar el concierto, mientras que esta vez el violín clásico no está interpretado por Fionnuala Hunt sino por Helena Woods, en un ejercicio igualmente magistral.

Por último, y en un grado de importancia creo que igual al de la suite de Riverdance, estaría Linen and Lace, un concierto para flauta y orquesta que Whelan escribió también en 2014 para Sir James Galway como solista, en el marco de la celebración de Limerick, ciudad natal de Galway, como capital de la cultura de ese año. Linen and Lace es una referencia musical a los nombres tradicionales de Belfast (de donde es natal Whelan) y Limerick, donde Whelan nos ofrece un viaje por la industrialización de Belfast en el primer movimiento (donde suenan reminiscencias de Kinsale de su Seville Suite), y por las verdes praderas recorridas a caballo de Limerick en el segundo. Aparte del virtuosismo de Sir James Galway, todo un portento que brilla durante todo el concierto, especialmente en la coda final ad libitum, lo que sorprende más de este concierto es su orquestación, ya que contrariamente a lo que encontraremos en Riverdance, Seville Suite o Connemara Suite Linen and Lace ofrece una sonoridad muy George Gershwin; toda una novedad en el universo musical de Whelan, más acostumbrado a “sinfonizar” música celta que a “celtificar” música sinfónica, como ocurre aquí. Sin duda es un concierto difícil de apreciar en la primera escucha si vas con mentalidad tradicional, sobretodo porque algunos pasajes son más virtuosos que bellos, pero es muy disfrutable y es una muy buena elección para abrir el CD, con un tracklist claramente orientado de “menos” celta a más “celta”, con la suite de Riverdance cerrando el álbum.

En definitiva, un gran CD con una duración de 78 minutos donde el oyente encontrará música sinfónica de grandísima calidad, con unas reminiscencias folk celtas cada vez más fuertes a medida que el tracklist avanza. Como reza su título, la suite sinfónica de Riverdance es el plato fuerte, pero infravalorar los dos conciertos anteriores sería un gran error. La única pega es que Inishlacken ya se encuentra en otro álbum que engloba más coherentemente las tres piezas que compuso en 2005 para orquesta de cámara, con lo que la experiencia sonora para los que ya hemos oído The Connemara Suite multitud de veces se ve mermada con esa repetición. Aún así, omitiendo Inishlacken nos resta una hora entera de música recomendadísima para todo amante de la música irlandesa en general.

Para terminar, y como contraste respecto el primer video donde se puede ver la pieza Riverdance en su formato original, en el video encima de estas lineas puede verse la grabación de la misma pieza para la suite sinfónica, donde puede verse el excelente nivel de la RTÉ Symphony Orchestra ante una música tan endiabladamente compleja y progresiva. No está Anúna, ni el ballet de Butler y Flatley, pero el alma de Riverdance resta intacta. 24 años después, Riverdance sigue sorprendiendo.

RIVERDANCE: A SYMPHONIC SUITE
Folk Celta Sinfónico
(Bill Whelan, Irlanda, 2018)

Composición:     
✭✭✭✭✭✭✭✭✭✩
Producción:        ✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
Interpretación:   
✭✭✭✭✭✭✭✭✭✩
Duración:             
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
Ordenación:        
✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩

GLOBAL:               ✭✭✭✭✭✭✭✭✩✩
CANCIÓN TOP:    Riverdance Suite IV. Countess Cathleen / Woman of Sidhe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.