‘Arch Enemy’, guturales de lujo del nordeste de Europa

A ningún metalero se le escapa que los países escandinavos dominan el panorama europeo en este género. Ahí, en Suecia, nació hace más de 20 años Arch Enemy, un supergrupo formado por miembros de varios grupos de entonces, entre ellos el guitarrista y el cantante de Carnage. Años más tarde Arch Enemy cobraría renombre con la vocalista Angela Gossow, famosa por su capacidad gutural, hasta que en 2014 abandonó la banda y fue reemplazada por Alissa White-Gluz, vocalista de The Agonist en aquel entonces.

En setiembre de 2017, Arch Enemy lanzó el que fue su segundo álbum con AlissaWill to Power, y se embarcó en una gira que pasó por la sala Razzmatazz de Barcelona el pasado 19 de enero de 2018, con unos invitados de excepción de escandinavia y el este de Europa que prometían un gran espectáculo de 5 horas que pasaron volando con cuatro grupos que nunca antes había visto en directo:

IMG_8161

  • los ucranianos Jinjer, que mezclan death y progressive metal con claras marcas de metalcore, lideradas por una gran frontwoman como es Tatiana Shmailyuk con grandísimas capacidades vocales y que mezcla voces limpias con guturales;
  • los suecos Tribulation, que empezaron con un potente death metal y que dieron un giro radical a su carrera llevando su música al gothic rock y a la música psicodélica;
  • y los fineses Wintersun, el proyecto del exlíder de Ensiferum que con sólo 3 discos en 13 años se han convertido en una sensación absoluta del folk metal con tintes death, power y sinfónicos como pocos grupos.

JINJER

Hacia las 6 de la tarde empezaba el recital, con los ucranianos saltando al escenario con una potencia tremenda que ponía a la audiencia a tono con su primer tema de la tarde, el genial Words of Wisdom. Para un servidor Jinjer era uno de los dos platos más fuertes del evento junto con Wintersun, y aunque su corto tiempo en el escenario, media hora, les dio para un pequeño setlist de 6 canciones, cada minuto valió la pena.

IMG_8076

Presentaban King of Everything, discazo que lanzaron en 2016 y que ocupó todo su conceirto excepto la canción con la que se despidieron, Who’s Gonna Be The One de su anterior LP de 2014 Cloud Factory. Así, la arrolladora Sit Stay Roll Over seguida de I Speak Astronomy, con ese épico final con voces limpias, allanaba el camino para una de mis favoritas del disco: Just Another, un festival progresivo y gutural que contrasta a la perfección con un estribillo “popero” de atípico compás 3/4 muy melódico.

Con un sonido espectacular en directo, brillantes en ejecución y una cantante con carisma en el escenario y una versatilidad vocal que tira de espaldas, Jinjer son sin duda un valor en alza. Y si no, al tiempo.

TRIBULATION

A mi modo de entender, el orden de los grupos no fue muy acertado. Claro ejemplo fue Tribulation como segundo a subir al escenario y con casi una hora de tiempo para su gothic rock que, contrastando con el metalcore ultracañero de Jinjer, fue una bajada de revoluciones total para el público, entre el que me incluyo. Incluso su música, oscura pero mucho más rockera que metalera, no creo que terminase de encajar bien en un concierto de estas características, pero debo equivocarme cuando Insomnium los ha escogido de teloneros para su gira, que en abril pasa por la ciudad condal.

IMG_8096

Empezaron su setlist de 7 canciones con Lady Death, el single del nuevo álbum que salía escasos días después de este concierto, Down Below, y lo terminaron con el corte de apertura de éste, The Lament. Entre ellas, sonaron MelancholiaThe Motherhood of God de su anterior trabajo, Children of the Night (2015), para llegar al ecuador del concierto con su Suspiria de profundis, de más de 10 minutos de duración y procedente de su Formulas of Death (2013). Sin embargo, su algo monótono estilo y la estructura de las canciones, junto con que encadenaban las canciones, para un neófito como yo no se comprendía cuando habían acabado una pieza y empezaban otra. Eso sí, sonaron bastante mejor que en disco, cosa que es de agradecer.

Nightbound fue el otro tema de su Down Below que ofrecieron, y que sirvió para llegar a Strange Gateways Beckon para dirigir al público a la citada The Lament para despedirse de un público que regaló sus mejores aplausos para el final. La verdad, no estoy realmente seguro de que nadie, ni encima del escenario ni abajo, se llevara excesiva buena impresión de esos tres cuartos de hora. Sea como sea, aquí os dejo con el video de los extractos del rock gótico de estos Tribulation con la previa metalcore de Jinjer:

WINTERSUN

Llegaba el que para mí era el momento más esperado. No, no soy hater de Arch Enemy, su death metal melódico es de una gran calidad y a su vez de una gran accesibilidad, de muy fácil escucha. Pero antes era el momento del mestizaje death / symphonic / folk metal de Wintersun, donde la polivalencia compositiva y vocal de Jari Mäenpää, exmiembro de Ensiferum, combina potentísimos guturales con clean vocals y estribillos épicos dignos de cualquiera de los Rhapsody.

Casi una hora y cuarto de concierto en los que ofrecieron seis canciones, cuatro de las cuales superan ampliamente los 10 minutos de duración. Se pusieron al público en el bolsillo con el primer tema, el casi cuarto de hora de opus llamado Awaken From The Dark Slumber (Spring) que abre su último álbum, The Forest Seasons, con esa amalgama sonora que ya es marca de la casa de estos fineses. La locura neoclásica que es Winter Madness, tema inicial de su primer y homónimo álbum, fue un inmejorable segundo tema que parecía demandar un descanso espiritual como tercera canción, pero Wintersun decidió seguir con el el que para mí (y mucha gente) es su mejor composición, la épica y mágica Sons of Winter and Stars. 

IMG_8122

Esos 13 minutazos de metal de su segundo álbum, Time I, alcanzaron el ecuador de su recital con el listón altísimo y con la sala Razzmatazz en ebullición. Con Loneliness (Winter) reinaba la calma volviendo por último a su nuevo Forest Seasons, otros 13 minutos de una lírica y una épica dignas de una gran balada power.

Battle Against Time devolvía la furia y la velocidad al concierto, como buena representante de su primer álbum, para acabar ofreciendo la épica Time como epílogo, título que cierra su segundo álbum y que puede escucharse en el final del vídeo sobre esta afianzada banda que es Wintersun, junto con extractos de Winter Madness y la grandiosa Awaken From The Dark Slumber (Spring):

Un setlist increíble, bien medido, pero que supo a poco. Ojalá pronto los tengamos de cabeza de cartel en gira propia, porque viendo la actitud de la sala, no lo eran pero lo parecían. Su música, su capacidad interpretativa y su presencia en el escenario son más que excelentes.

ARCH ENEMY

Última parada de este viaje. Nos aguardaba hora y media de death metal melódico de calidad con Arch Enemy y la brutal voz de la canadiense Alissa White-Gluz. De hecho el setlist del concierto parecía hecho para afianzar a Alissa como la voz definitiva del grupo, pues 10 de las 15 canciones que tocaron pertenecían a Will To Power (2017) y War Eternal (2014), los dos álbumes donde Alissa es la frontwoman de la grabación.

Empezaron con Set Flame to the Night, la intro de su álbum presentación Will To Power, pero no siguieron con The Race (que también la tocaron, más tarde) sino con The World Is Yours, uno de los temas más poderosos de este nuevo LP. Siguieron con Ravenous, del veterano Wages of Sin (2001), para rápidamente pasar a otra canción de Alissa, Stolen Life y ahora sí, The Race.

IMG_8139

El carisma de Alissa estaba fuera de toda duda. Todo un portento de voz y de headbanging, el público estaba encantado con ella, y el resto de la banda se mostraban sobradamente versátiles y cómodos al escenario, con un montaje de luces encarados hacia nosotros, dándoles una aura muy especial (aunque complicando mucho las fotografías y los vídeos :P).

El título homónimo de War Eternal, junto con uno de sus himnos, My Apocalypse del Doomsday Machine (2005), dio paso a temas de sus dos últimos CDs como Blood in the Water, No RegretsYou Will Know My Name, The Eagle Flies Alone, As the Pages Burn y uno de los momentos más especiales de la noche con Reason to Believe, cuando la suave voz limpia de Alissa emanó del micro enmedio de sus grandiosos guturales.

En el video de arriba podéis ver un resumen de lujo del gran poder de Arch Enemy en directo, con un público totalmente entregado. El concierto culminó, cómo no con su himno inmortal, We Will Rise, del disco de 2003 Anthems of Rebellion, aunque lamentablemente omitieron Nemesis y Enemy Within, que tenía la esperanza de poder oír.

En total fueron 5 horas de un gran nivel, que si bien fueron algo demasiado contrastadas en el caso de Tribulation, resultaron en una gran noche de metal europeo, y a partir de la cual JinjerWintersun se decidan a pasar más por estas tierras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.